Técnicas Modernas de Acupuntura

 

Aporte y traducción: Dr. Juan Pablo Alí Brouchard 

Terapia de luz coloreada

Descripción de su historia, teoría, desarrollos recientes y  aplicaciones clínicas combinadas con acupuntura

Anna Cocilovo

Acupuncture Clinic of Prescott 1559 West Gurley Street, Prescott AZ 86305 U.S.A.

Copyright American Journal of Acupuncture, Vol. 27, No. 1/2, 1999

Abstract.

La terapia con luz tiene una larga historia, desde el antiguo Egipto hasta el tratamiento contemporáneo de trastornos afectivos estacionales. En la primera mitad de este siglo, Dinashah Ghadiali, Md Phd refinó un sistema sofisticado de terapia con colores. Influenciado por una solida formación en matemática y física. Determinó los atributos específicos de los colores del espectro de la luz, entre ellos sus efectos en la fisiología humana. Investigaciones posteriores confirmaron muchos de sus conceptos y generaron la evolución de nuevos sistemas para la aplicación de la terapia con luz incluyendo la irradiación de puntos de acupuntura. El autor sostenía que su sistema se correspondía bien con la teoría de la medicina oriental, relacionando los colores a los órganos internos y al sistema de meridianos. Es de resaltar que una reciente investigación rusa se demostró que la luz es conducida dentro del cuerpo a lo largo de los meridianos de acupuntura llevando a los autores a reflexionar: ¿Funcionan los meridianos de acupuntura como un sistema de transferencia de luz (fotones) hacia el interior del cuerpo similar a la fibra óptica? El estudio de casos dio aval al beneficio clínico de la terapia con luz. Los sistemas contemporáneos de terapia con colores de Mandel (colorpuntura) y McWilliams (Cromo presión) son discutidos aquí así como los equipos recientemente patentados que han sido introducidos.

  1. Historia de la terapia con luz de colores
  2. Física de la terapia con luz de colores
  3. Color terapia
  4. Nexos entre la Color terapia y la Acupuntura
  5. Meridianos de acupuntura y conducción de la luz
  6. Luz coherente vs, luz incoherente
  7. De Nogier a la fotoestimulación
  8. Casos clínicos
    • Fatiga
    • Migraña
    • Calambres y edema de piernas
    • Rinitis crónica
    • Insomnio crónico
    • Infecciones respiratorias superiores

9. Discusión

  • Sistemas emergentes de terapia con colores
  • Puesta en practica

 

La teoría médica tradicional oriental establece que el Qi es la energía vital, la fuerza cósmica de la naturaleza y la raíz de todas las cosas. Si nos mantenemos en contacto con el Qi, la vida será saludable en todos sus aspectos.

Los acupunturistas tradicionales aplican la –a la vez simple y compleja— teoría del Qi para tratar un amplio rango de afecciones desde dolor a enfermedades crónicas y problemas funcionales, mediante la inserción de finas agujas en los puntos de acupuntura creando de este modo cambios en los campos energéticos. La estimulación de los puntos de acupuntura los hace mejores conductores eléctricos, produce una polaridad o gradiente eléctrico, facilita la conducción electromagnética o movimiento del Qi.

  1. Historia de la terapia con luz de colores

La acupuntura es un sistema médico muy antiguo que está siendo redescubierto tal como ocurre con la terapia con luz o fototerapia, un “antiguo nuevo” sistema  que promete transformarse en el protagonista venidero. La fototerapia fue practicada en el antiguo Egipto, Grecia, China y en la India. Los egipcios utilizaban la luz solar así también como los colores para las curaciones. En los últimos 120 años se han realizado avances en la investigación y el desarrollo de terapias con luz de colores así como también con luz de espectro completo. En 1876 Augusto Pleasanton estimulo glándulas, órganos y sistema nervioso con luz azul; en 1877 Seth Pancoast utilizó luz roja y azul para equilibrar el sistema nervioso autónomo. En 1878, el Dr. Edwin Babbit publicó “Los Principios de la Luz y el Color”, considerado un clásico en el estudio de el poder de curación de los colores. Dilucidó un sistema para la aplicación de luz de colores en el cuerpo y utilizo “elixir solares” en botellas de colores que contenían agua cargadas con luz solar.  Fue capaz de tratar con éxito muchos  problemas de salud que no respondían a los tratamientos convencionales de la época.

Dinshah Ghadiali, doctor en medicina (1873-1966), norteamericano naturalizado originario de la India, fue fuertemente influenciado e inspirado por los trabajos de Babbit. En 1897, el curso de su vida y su visión de la medicina cambiaron para siempre cuando salvó la vida de una mujer moribunda a causa de una disentería. Bajo los tratamientos convencionales ella continuaba con hasta 100 deposiciones diarreicas por día. Como último recurso, Dinshah procedió a iluminar el cuerpo de la paciente con luz índigo. Al final del primer día el número de evacuaciones se había reducido a 10. Al final del tercer día las evacuaciones eran mínimas y ella tuvo fuerzas suficientes para levantarse de la cama.

En 1920, tras 23 años de investigación y observación clínica, Dinshah, como se lo conoció en América, refino un sofisticado sistema de color-fototerapia que el llamo “Spectro-Chrome”. Influenciado por su formación en física y matemática, razono que los efectos fisiológicos de cada tipo de color se corresponderían con la acción del mineral que exhibía ese color en espectrometría. Además determino en detalle los atributos específicos de los colores en la fisiología humana. Luego determinó formulaciones precisas y predecibles de aplicación de luz coloreada directamente sobre el cuerpo para una gama de injurias físicas y enfermedades. Fue el primero en desarrollar un sistema de curación utilizando todos los colores del espectro: rojo, naranja, amarillo, limón, verde, turquesa, azul, índigo y violeta extra purpura, magenta y escarlata.

«Spectro Chrome» se basa en tres principios básicos:

  1. El cuerpo humano responde a la luz
  2. Los colores están relacionados con funciones fisiológicas
  3. Los tonos de los colores (emitidos de los colores específicos sobre la superficie del cuerpo) ayudan a las funciones corporales

Durante el año 1920, Kate Baldwin, una altamente respetada médica, miembro de la AMA y primer mujer jefa de cirujanos del Hospital de Mujeres de Filadelfia, se convirtió en una fuerte defensora, estudiante y practicante de las técnicas de Dinshah tanto en la práctica privada como en la práctica hospitalaria .Registros de historias clínicas de Baldwin, Dinshah y otros atestiguan el éxito de los tratamientos con Spectro Chrome.

Desafortunadamente, luego y como sucede en la actualidad, fuerzas políticas afines a la alta tecnología, elitista, y medicina basada en las ganancias se embarcaron en una cruzada de desprestigio de Dinshah por el simple hecho que el utilizaba sistemas de curación de baja tecnología. Dinshah fue sometido durante décadas a acusaciones y  juicios, multas y arrestos que culminaron en 1947 obligándolo a quemar su colección de material impreso relacionado con la terapia con luz. Únicamente una copia de notas personales fue salvada. Seis años después y habiendo completado una probation, Dinshah re estructuro su instituto con fines únicamente educativos y sin anunciar las propiedades curativas de la terapia con luz de colores. Pese a que Dinshah vivió el resto de su vida bajo la supervisión de la FDA, su sistema de terapia con colores, Spectro Chrome, sobrevivió hasta el día de hoy; 30 años después de su muerte, en 1966, el sistema comienza a renacer. Dinshah, poco reconocido hasta la fecha, es sin duda una de las grandes luminarias del siglo.

En otros países abordajes alternativos de curación no tuvieron tanta resistencia. El médico Danes Niels Finsen,  fue uno de los promotores de la luz terapia en 1890. Observó que las lesiones de la tuberculosis cutánea eran más comunes durante los largos y oscuros inviernos y más raros en verano. En 1892 comenzó a tratar esta condición (lupus vulgar) con luz. Más tarde utilizaría la luz roja para prevenir la formación de cicatrices en la viruela y estableció un instituto de la luz para el tratamiento de la tuberculosis. Su trabajo fue tan exitoso para el tratamiento de la tuberculosis cutánea con luz ultravioleta que recibió el Premio Nobel en 1903.

2. Física de la terapia con luz de colores

Los doctores Babbit, Pancoast, Pleasanton, Baldwin, Finsen y Dinshah contribuyeron ampliamente con evidencia empírica sobre el valor de la luz de colores en medicina. La explicación científica se apoya en la física quántica y en la teoría de los colores: el efecto fotoeléctrico fue primeramente descubierto por Heinrich Hertz (1866) y la teoría de la luz fue elucidada por Albert Einstein. Por el efecto fotoeléctrico, cuando la luz golpea contra cualquier superficie, los electrones se descargan, creando una corriente. En otras palabras, la luz interactúa con la materia como energía luminosa y es transferida bajo la forma de electrones.

En 1905, Eisntein explico este fenómeno en su Teoría Corpuscular de la luz, por la cual recibió el Premio Nobel, El propuso que la luz está compuesta por unidades corpusculares luego llamadas fotones. Un fotón es la menor unidad de la luz y tiene una naturaleza dual, siendo a la vez partícula y a la vez onda. Los fotones viajan a la velocidad de la luz y su energía está relacionada con la frecuencia de su radiación. La energía de los fotones es transmitida como electrones. Cuanto más cortas son las ondas de luz, mayor es la energía del fotón, lo que resulta en una aceleración más fuerte cuando esa energía se transfiere al electrón. La intensidad de la luz determina cuantos fotones chocaran contra una superficie y de igual modo cuantos electrones serán descargados. Cuanto mayor sea la intensidad, mayor será la cantidad de fotones y mayor la cantidad de electrones activados. La teoría La teoría ondulatoria de la luz, descripta previamente, no fue capaz de dar cuenta del efecto fotoeléctrico.

3. Teoría de los colores

El color es una frecuencia dentro del espectro de la luz visible, la cual está compuesta por bandas muy pequeñas dentro del espectro electromagnético, desde el violeta de 400 nanómetros (alta energía fotonica) hasta el rojo con 780 nanómetros (baja energía fotonica). Más allá del violeta, las longitudes de onda son cada vez más cortas y aparecen la luz ultravioleta, los rayos X, los rayos gamma que contienen una enorme cantidad de energía. En dirección opuesta, alejándose del color rojo,  los infrarrojos y las ondas de radio tienen longitud de onda más larga y relativamente muy poca energía.

Cada color del espectro está compuesto por una banda de frecuencias. La aplicación terapéutica de la luz al cuerpo se logra utilizando una longitud de onda monocromática dentro de la banda. De acuerdo con lo descripto por G.C. Sander en 1926, cuando un cuerpo está sano, es capaz de filtrar, si lo necesita, cualquier frecuencia de color de la luz solar o de la luz blanca. Pero si la salud de una persona está afectada, el color necesario debe ser suministrado. En base al fenómeno fotoeléctrico, la frecuencia de la radiación determina la energía de los electrones emitidos. Esto respalda el razonamiento que subyace en el sistema empírico de Dinshah de los atributos propios de cada color, de modo que las frecuencias individuales tienen efectos específicos.

4. Nexos entre la teoría de los colores y la acupuntura

En los últimos años, ha habido muchos trabajos sobre el uso de la luz de espectro completo y la luz de colores para la curación de la mente y del cuerpo. No hay dudas que la luz es necesaria para la salud y aun para la vida misma. El término “síndrome de la mala iluminación” ha sido acuñado para explicar el efecto deletéreo de la disminución de la exposición a la luz. Actualmente se acepta que la sensibilidad individual a la disminución de la exposición a luz de espectro completo subyace en los trastornos estacionales  afectivos (SAD: seasonal affective disorder). Daniel Oren, en el Instituto Nacional de la Salud Mental introdujo la luz de colores dentro de esta ecuación hallando que la luz verde es más efectiva que el color rojo en el tratamiento del SAD.

La luz de colores tiene la particular capacidad de balancear el sistema nervioso autónomo, el cual es crucial en la mayoría de trastornos crónicos y funcionales ya que regula todos los procesos automáticos del cuerpo humano: la respiración, el latido del corazón, el funcionamiento del tracto digestivo y la respuesta al estrés. La luz es un estimulante ambiental y ocupa el segundo lugar después de la comida en cuanto a su impacto en el control de las funciones corporales. Es interesante remarcar que la luz, a través de los ojos alcanza no solo los centros visuales sino también el hipotálamo.

El hipotálamo es “el cerebro del cerebro”, organiza la información del entorno externo e interno del cuerpo, inicia la respuesta al estrés, regula la función inmune, la reproducción, la sed, el hambre, la temperatura, las emociones y el patrón de sueño. Alberga el reloj biológico, controla la mayoría de las funciones de la glándula pituitaria, y controla el sistema nervioso autónomo. La energía lumínica se convierte en impulsos electromecánicos los cuales son enviados a la glándula pineal y glándula pituitaria. La glándula pineal es el medidor de luz del cuerpo, y es la única glándula en el cuerpo no controlada por los centros superiores. Transforma a nivel de la retina las ondas de luz percibidas en impulsos neuronales y mensajes hormonales a través de la producción de melatonina. La Melatonina es creada y liberado por la glándula pineal en respuesta a la luz y la oscuridad. La glándula pineal y la melatonina proporcionan la conexión fisiológica y hormonal con el medio ambiente y el universo.

En medicina oriental, se dice que el ser humano es creado cuando el Qi (energía) del cielo y el Qi de la tierra se reúnen. Reflexionando sobre esta teoría y las revelaciones sobre la luz y la fisiología humana, ofrecemos la hipótesis de que el Qi del Cielo continúa ingresando al cuerpo humano en forma de luz través de la pineal.

5. Meridianos de acupuntura y conducción de la luz

La comunidad científica ha comenzado a reconocer, investigar y comprender el rol profundo e integral que juega la luz en la regulación y mantenimiento de la salud mental y corporal. La manera en que la aplicación de la luz puede interactuar con la práctica de la acupuntura también está en revisión. Construcciones teóricas sobre cómo la naturaleza de la luz se relaciona con Qi, acupuntura-láser y experiencias con la transmisión directa de la luz a los puntos de acupuntura están cerrando la brecha.

Investigadores rusos en el Instituto de La Medicina Clínica y Experimental han demostrado que la luz aplicada a la piel humana penetra el cuerpo a una profundidad de entre 2 y 30 mm, dependiendo de la frecuencia de color (apoyo adicional para atributos de color individuales). Utilizando tecnología de punta, fueron capaces de rastrear la penetración de la luz y medir su fuerza. Los investigadores encontraron que solo ciertas áreas de cuerpo fueron capaces de transferir luz debajo de la superficie, y que estas áreas correspondían a ubicaciones de puntos de acupuntura específicos. Además mostraron que la luz era conducida dentro del cuerpo a lo largo de los meridianos de  acupuntura. Aunque la penetración de la luz puede ser superficial, la estimulación de procesos fisiológicos profundos ha sido reportada; como ejemplo, se ha demostrado que la terapia con luz láser disminuye el tiempo de curación de heridas y úlceras, disminuye el edema y facilita la remineralización ósea.

Extrapolando estos hallazgos, surgen algunas preguntas provocativas: ¿podrían los meridianos funcionar como un sistema de transferencia de luz (fotones) dentro del cuerpo, de un modo similar a  la fibra óptica? Así como la luz a través de fibra óptica se usa para almacenar información en computadoras y transferirlo casi al instante a todo el mundo, tal vez el sistema de meridianos- como conductor de la luz- proporciona un sutil sistema de información energética en el cuerpo. ¿Podría ser este el enlace que falta entre medicina materialista con las modalidades de curación con energía sutil y cerrar la brecha entre la física y la metafísica? ¿Podría la transmisión  por los meridianos (viajando a la velocidad de la luz) ser un aspecto más fundamental del Qi que de la energía electromagnética que implica iones o electrones relativamente inertes?

Tiina Karu, doctora en medicina, del Centro de tecnología Laser en Rusia y asociada a la universidad de Berkeley en California ha investigado los efectos de la luz las células desde 1980. Encontró que hay fotoreceptores a nivel celular que cuándo se activan desencadenan una serie de reacciones biológicas: síntesis de ADN / ARN, aumento de niveles de AMPc, síntesis de proteínas y colágeno y proliferación celular. El resultado es una regeneración rápida, normalización y curación del tejido celular dañado. En esencia, la luz es un disparador para la reorganización del metabolismo celular.

Sorprendentemente una nueva investigación de la Universidad de Cornell también apoya la suposición de que el cuerpo absorbe la luz a través de la piel, y que esta luz tiene una acción fisiológica. El Cronobiólogo Scott Campbell encontró que el reloj biológico podría ser restablecido por luz brillante en la parte posterior de la rodilla. Antes de esto, se creía que la luz tenía que ser transmitida a través de los ojos. Esto tiene implicaciones importantes para el tratamiento de los trastornos afectivos estacionales vinculado a aberraciones en el ritmo circadiano.

6. Luz coherente Vs Luz incoherente

La terapia de luz en combinación con la acupuntura es en la actualidad bastante común, y la interfaz se da a través del uso de tecnología láser. Laser, es un acrónimo de «luz amplificada por emisión estimulada de radiación”,  y es simplemente luz coherente. Los haces de luz coherentes tienen un mínimo de divergencia y un  máximo de paralelismo que se mantiene en la distancia, a diferencia de la luz incoherente que consiste en luz visible común con rayos que se dispersan. Se usan láseres calientes en cirugía para cortar, cauterizar y destruir tejidos y láseres de baja potencia, conocidos «suaves» o «fríos» en los puntos de acupuntura («acupuntura sin aguja») en clínicas, centros de investigación y hospitales de todo el mundo para producir efectos terapéuticos a través de la fotoestimulación. Los láseres suaves son clasificados por la FDA como Clase III, dispositivos médicos con riesgo no significativo únicamente para fines de investigación. Hay una gran cantidad de investigación que documenta las respuestas biológicas y la eficacia de la bioestimulación láser, gran parte de la cual es aplicable a la luz incoherente. La estimulación láser tiene un efecto homeostático: promueve la regeneración de la piel o reduce el tejido cicatricial, disminuye el dolor o promueve una mayor sensibilidad en las áreas adormecidas, reduce la hinchazón y la irritación,  mejora la circulación y mejora el sistema inmunitario. Sin embargo, el tratamiento con láser blando no está exento de riesgos. Puede ser nocivo si entra en contacto con los ojos. También existe la preocupación de que si se usa por un período prolongado, puede dañar los puntos de acupuntura, lo que reduciría la efectividad.

A pesar del entusiasmo producido por el láser, no deben perderse de vista los trabajos previos con luz incoherente. El Dr. Karu (señalado anteriormente) sostiene que la luz coherente no es necesaria, que la luz incoherente es igualmente efectiva para producir resultados clínicos. Además, descubrió que la luz coherente se convierte en luz incoherente en el cuerpo. El efecto exacto depende de la longitud de onda, la dosis y la intensidad. En Israel, los médicos utilizan luz incoherente transmitida por diodos emisores de luz (LED) en la práctica de la neurología, la odontología, la dermatología, la fisioterapia y en aplicaciones cosméticas para promover la formación de colágeno y elastina.

7. De Nogier a la Fotoestimulacion

Como sucede a menudo en la vida, nos intrigamos con el uso de luz de color en conjunción con acupuntura por casualidad. Un amigo nos mostró un dispositivo (linterna) para aplicar luz de color a los puntos de acupuntura, pero el dispositivo era tosco y la intensidad de la luz no era suficiente. Poco después, nos familiarizamos con el trabajo del notable médico francés, Paul Nogier, que es más conocido por desarrollar acupuntura auricular e identificar el «reflejo cardíaco auricular» (ACR), también conocido como «reflejo de Nogier» y cuya utilidad se extiende mucho más allá de la medicina auricular, y que actualmente  se conoce como la señal autonómica vascular. Primero había experimentado con la corona del nervio autonómico en el iris para ayudar a establecer la conexión de la luz con el sistema nervioso simpático del cuerpo. En 1975, Nogier y su colega René Bourdiol, fueron coautores de un libro sobre el tema Tratado de Iridodiagnóstico. Más tarde, Bourdiol, en su libro Auriculo-Somatology, describió cómo Nogier usó luz de color y pulsada en la oreja para afectar los sistemas de energía del cuerpo. Esta información, junto con el hecho de familiarizarnos con el trabajo de Dinshah llevo a su punto máximo nuestro interés en la fotoestimulación de puntos de acupuntura y condujo al desarrollo del Fotón Estimulador (PS) (patente estadounidense aprobada en 1998). Como profesionales, tomamos en cuenta los comentarios y las necesidades de los colegas, lo que nos permite abordar varios problemas (ver a continuación) de dispositivos de luz de colores anteriores que hacen que el PS sea efectivo y amigable para el usuario. En los últimos años ha sido utilizado por los practicantes en práctica clínica para aplicar luz de color a los puntos de acupuntura, ya sea solo o junto con el tratamiento estándar de acupuntura. El PS es una unidad enchufable compuesta por un tubo de gas de plasma de xenón que proporciona luz de espectro completo. La luz se pulsa y se transmite a través de fibra óptica de alta calidad a la pieza de mano con una punta precisa donde se enfoca la luz. Los aspectos combinados de ser una unidad enchufable frente a la batería, la bombilla de xenón de alta potencia y la fibra óptica que transmite el 99.4% de la luz a la punta aseguran una estimulación de alta intensidad de la piel. Los beneficios de mayor intensidad significan un mayor número de electrones descargados. En la práctica, esto se traduce en tiempos de tratamiento más cortos.

Algunos de los problemas que encontramos en otras máquinas eran la naturaleza voluminosa del aplicador, y la falta de especificidad de color. En el PS, el diseño de la ligera la pieza de mano facilita la ubicación precisa y el tratamiento de los puntos o áreas del cuerpo, o en el oído donde la precisión es imprescindible. El PS utiliza filtros de gel de color fabricados por Rosco Laboratories (Stamford CT, EE. UU.), La principal compañía de filtros fotográficos del mundo. Los filtros de gel de Roscolene minimizan la migración del tinte y el desvanecimiento del pigmento; duplican las mismas frecuencias precisas investigadas durante más de 50 años por Dinshah. Cada filtro de gel de color viene en una carcasa de diapositivas de 35 mm, por lo que es conveniente y rápido cambiar los colores al colocarlos dentro y fuera de una ranura. Nuestra experiencia y la de los colegas y pacientes que utilizan PS tienen demostrado que los tiempos de tratamiento muy cortos son efectivos. Solo 15 – 30 segundos son necesarios en cada punto. La luz se pulsa, reforzando la estimulación. La velocidad de «parpadeo» es ajustable entre 0 – 10 hercios; usualmente lo configuramos alrededor de 5 hz.

Norman Shealy, MD, médico holístico, investigador y fundador de la American Holistic Medical Association, afirma que la frecuencia, la calidad y la cantidad influyen en la producción de todos los neurotransmisores y que los diferentes colores influyen selectivamente en los neurotransmisores específicos. Utiliza 7.8 hz, que teóricamente es la frecuencia humana de fondo, basada en la resonancia de Schumann, la frecuencia de la tierra.

8. Casos Clínicos

Los siguientes casos utilizan el Estimulador de fotones para la fotoestimulación.

Caso 1: fatiga

Una acupunturista de 60 años de edad (no es la autora): tiene una deficiencia constitucional de Qi de Bazo, con una deficiencia subyacente de Riñón Yang y un fuego de Hígado intermitente. El pulso era profundo y vacío. La lengua estaba mojada, sin saburra, con una punta ligeramente roja. Desarrolló un síndrome de fatiga crónica 9 años mientras cursaba la escuela de acupuntura. Poco a poco mejoró con los años, pero sufrió una recaída en diciembre de 1998. Su afección no fue tan grave como durante la enfermedad inicial, pero, no obstante, su nivel de energía era bastante bajo. Era incapaz de recuperarse con el descanso o el sueño, despertando tan cansada como cuando se iba a la cama. Ella comenzó a tratarse a sí misma con el Estimulador de Fotones, alternando limón, verde y ocasionalmente naranja en los puntos de acupuntura correspondientes a los chacras, VC-2, VC-6, VC-12, VC-17, VC-23, Yintang y VG-20. Ella eligió este protocolo basado en el estilo de transmisión de luz de Dinshah, sistémicamente  y al frente del cuerpo, en lugar de utilizar los principios de la medicina oriental. En una nota clínica refiere que aprendió más sobre los efectos de los diversos colores a lo largo del tiempo y variaría el tratamiento y los colores. Utilizó colores en el extremo azul del espectro en Yintang y GV-20 para no crear demasiado calor en la cabeza. Debido a que ella está en el límite hipotiroidismo, encontró beneficio al tratar el ST-9 y el CV-23 con naranja. Aprendió a no usar colores estimulantes en la noche. Una vez, después de usar amarillo a la hora de dormir, se despertó a las 2:00 am «viendo amarillo dentro de su cabeza. Notó una mejora inmediata en la energía con la primera aplicación de luz que describió como «un sentimiento genuino y como opuesto a una falsa energía”. Encontró, sin embargo, que los efectos de los tratamientos no se mantuvieron. Comenzó a tratarse a sí misma sobre una base diaria durante un período de 6 semanas. En el transcurso del tratamiento, mejoró sustancialmente. Ya no sentía la necesidad de tener que estar constantemente atenta a la cantidad de energía que gasta, un factor que había requerido su atención durante los últimos 9 años. Podía sentirse fresca después de una meditación o una breve siesta cuando se sentía fatigada. Remarcaba que cada vez que se trataba a sí misma, todos los pulsos «aparecían». Ella continúa tratándose a sí misma de vez en cuando.

Caso 2. Migraña

Como se señaló anteriormente, la acupunturista / paciente en el caso n. ° 1 también tiene síntomas intermitentes de Fuego de Hígado, que se manifiestan como migrañas, como se ve a menudo en personas agotadas. Presentaba migrañas cada 5 a 6 semanas. En el pasado, duraban de 4 a 5 días. Aprendió a controlarlos y acortar la duración a un día con un programa de meditación intensiva 3 veces por día durante los episodios de dolor de cabeza. Al día siguiente, ella todavía experimentaba los efectos residuales de la migraña: lentitud y sensación de «malestar». Estas secuelas a menudo acompañan a las migrañas ya que son más un fenómeno sistémico que localizado, liberando sustancias inflamatorias vaso activas en el cerebro. Recientemente, presentó un episodio de migraña en la mañana, y continuó su camino hacia el trabajo. Tan pronto como tuvo un minuto entre los pacientes, ella se aplicó luz azul en H 3  y en IG 1. El dolor de cabeza se resolvió completamente en segundos. Al día siguiente, se dio cuenta de que no tenía la enfermedad residual que generalmente acompaña a las migrañas, a pesar de que no durmió con la cabeza elevada, como normalmente debía hacerlo cuando tenía síntomas.

Caso 3: edema y calambres de piernas

Dos años antes, esta atlética mujer de 45 años desarrolló una hinchazón idiopática bilateral de las piernas, mayor del lado  derecho, generalmente precedida por calambres. Se le diagnostica cáncer intestinal mientras se evaluaban los síntomas de las piernas. El cáncer fue tratado con éxito con cirugía, pero persistieron los calambres e hinchazón de las piernas sin encontrase la etiología. Las piernas se doblaban tan fuerte que a veces las venas se rompían. Era insoportablemente doloroso, lo que le dificultaba caminar; los calambres persistían durante 2 semanas con cada episodio. Había estado recibiendo acupuntura para el control del dolor y la hinchazón antes del inicio de los tratamientos de luz de color. Constitucionalmente, tenía insuficiencia  en los riñones. Su lengua es oscura, húmeda, con escasa saburra. El pulso era fuerte y  lleno. La paciente era muy sensible a las agujas y fácilmente tratada en exceso. A medida que avanzaba el tratamiento, se podían usar cada vez menos agujas, hasta que solo se punzaron los puntos auriculares Shenmen, Zero y pierna. A los pocos minutos de insertar las agujas, sus piernas le comenzaban a  doler. Se aplico Qi Gong en la parte inferior de las piernas y los pies durante 10 a 20 minutos hasta que los calambres disminuían. En marzo de 1999, sus síntomas comenzaron a acelerarse; ella concurría  en forma regular cada dos semanas a la sesiones de tratamiento. Los puntos auriculares Shenmen, Gastrocnemius e Intestinos fueron punzados. A los pocos minutos los calambres en sus piernas se presentaban con intensidad. Se aplicó luz azul en los puntos  Jing Pozo de los meridianos del Bazo, la Vesícula Biliar y la Vejiga, que se correspondían a la distribución de los calambres. Para su incredulidad, los calambres disminuyeron por completo en 5 segundos. Continuó el tratamiento  cada 2 semanas, pero ahora solo se aplicaba luz azul o púrpura a los puntos auriculares y del cuerpo, en lugar de agujas. La luz también se aplicó localmente a las áreas ashi durante poco tiempo, ya que desarrollo parestesias. Los calambres disminuyeron consistentemente en cuestión de segundos en cada sesión. En los días en los que atípicamente se presenta con hinchazón y sin calambres, se aplicó púrpura a los puntos adecuados de Jing Pozo y a los puntos de auriculares Shenmen, Zero e Intestinos. En esos casos, ella sentía una mejora al día siguiente. Durante el mes de abril, experimentó un ciclo de dolor elevado y necesitó tratamiento con más frecuencia. En una visita en particular, ella presentó diarrea, sangrado rectal y dolor en las piernas. La acupuntura se aplicó al oído Shenmen, Intestino y Riñón. Se aplicó luz púrpura a puntos Jing pozo de vesícula biliar, riñón, y vejiga, así como a VB-39, R-7, V-57. Al finalizar el tratamiento, nos informó que había tenido temblores internos en el brazo izquierdo desde las 4:00 a.m. Se controló su pulso y fue hallado de estar normal. La luz azul se aplicó a VC-23 para suprimir la tiroides. La sacudida se resolvió de inmediato y no ha regresado. En junio, presentó dificultad para caminar durante varios días, dolor en el arco derecho e hinchazón, pero no tuvo espasmos. Se aplicó violeta en la oreja, pierna y pie, magenta en puntos renales. Al día siguiente, la inflamación mejoró significativamente. Este caso ilustra la utilidad de la terapia de luz coloreada en un paciente complejo en el que es difícil realizar una intervención debido a la deficiencia y la hipersensibilidad. El objetivo del tratamiento ha sido mantenerlo tan móvil como sea posible. La luz ha sido la modalidad principal, ya que demostró ser más eficaz en su caso, pero se utilizó junto con la acupuntura cuando se buscaba un resultado sólido. Cabe señalar que, a lo largo de los tratamientos de color, también se aplicó magenta para reforzar los riñones, por lo que se abordaron tanto la raíz como la rama.

Caso 4. Rinitis crónica

Este caso involucra a una mujer de 54 años con congestión nasal crónica y tono nasal en su voz. Presentaba humedad endógena y algo de viento de hígado. Su lengua está húmeda, sin saburra. Fue tratada sintomáticamente con luz 3 veces en una semana. El verde se aplicó a IG4, E-3, Yintang, IGI-20 y V-2. Al día siguiente pudo respirar por la nariz y por primera vez en años comenzó a recuperar el sentido del olfato. Desbloqueó la nariz y empezó a correr. Después del segundo tratamiento, pudo oler las flores (para su gran deleite). Después del tercer tratamiento, su sentido del olfato fue completamente restaurado, un hecho que notó con consternación cuando su perro desarrolló diarrea.

Caso 5. Insomnio crónico

Se trata de una mujer de 45 años de edad, con una historia de insomnio de 4 años de duración que databa de la conmoción y el dolor de perder a su marido en un accidente de tránsito. Sólo era capaz de dormir 2 a 3 horas, y luego estaba despierta el resto de la noche. Varias modificaciones en el estilo de vida, infusiones de hierbas, etc., y la psicoterapia en curso fueron ineficaces para romper el ciclo. También era obesa, tenía dolores de cabeza por sinusitis  crónica, rinorrea, bruxismo, menstruación irregular, plantas de los pies calientes con dolor en ocasiones, dolor en el ojo derecho asociado con fatiga y estaba bajo estrés crónico relacionado con el trabajo. Su lengua mostraba un pliegue en la línea media e hinchazón de los lados. El pulso era deficiente en las posiciones de hígado y riñón. Se aplicó  luz violeta al punto cero, Shenmen, Master Cerebral, Tranquilizador, psicosomático, pulmón, Insomnio 1 y 2, y los puntos corporales Yintang, MC-7, C-7 y P-9 en 4 sesiones. La noche del primer tratamiento, ella durmió 8 horas, y se despertó refrescada con sus músculos sintiéndose relajados. Su patrón de sueño continuó mejorando, promediando una buena noche de sueño al menos 5 noches por semana. Después del tercer tratamiento, ella recordó un sueño por primera vez en años. También notó alivio de los dolores de cabeza crónicos y la rinorrea. Este paciente tenía varios síndromes simultáneamente, como ocurre con muchas personas: alteración del Shen, deficiencia de yin, humedad y depresión del Qi en el hígado. La terapia de luz apropiada para los puntos claves pudo comenzar a devolverla a un estado de equilibrio, darle un alivio sustancial y mejorar su calidad de vida. Hubiera sido interesante ver cuántos de los síntomas aparentemente no relacionados hubieran mejorado si hubiera continuado el tratamiento.

Caso 6. Infección respiratoria superior, Faringitis

Un niño de 14 años entró con una historia de congestión cefálica de una semana, presión en los oídos, dolor de garganta,  fiebre y escalofríos intermitentes. El inicio fue marcado por dolor de garganta y dolor de cabeza. En los últimos 2 a 3 días, el dolor de garganta se había intensificado y había desarrollado una tos húmeda, que interferían con el sueño. El examen físico reveló una faringe eritematosa y ganglios cervicales anteriores agrandados. La auscultación pulmonar no revelo datos anormales. El pulso estaba rápido. La lengua tenía una capa pegajosa de color amarillento. Diagnóstico de medicina oriental: calor húmedo tóxico agudo. Fue tratado con luz verde en los puntos Cero, Shenmen, Timo, Pulmón, Garganta y cuerpo del oído. VC-22, P-1, P-7, IG-11. También comenzó con Amoxicilina para cubrir los estreptococos pendientes de resultados de cultivos de garganta, que resultaron ser positivos. Tuvo una mejora notable en los síntomas y la sensación de bienestar desde el día del tratamiento. Este caso es notable en el sentido de que su hermano menor, que tenía la misma afección, fue tratado solo con antibióticos y tuvo una recuperación más lenta.

9. Discusión

Hemos estado usando la terapia de luz de color en la práctica clínica durante tres años. Al igual que con cualquier sistema o modalidad de curación, la terapia de luz no es ni una medicina mágica ni una cura para todos. Pero se ha demostrado claramente que es un bien invaluable. Se recomienda usarlo en combinación con el tratamiento de acupuntura estándar o como tratamiento único. Es maravilloso para usarlo con niños y con pacientes con fobias a las agujas o hipersensibles

El sistema de terapia de color de Dinshah se corresponde muy bien con la teoría tradicional de la medicina oriental, relacionando los colores con los órganos internos y el sistema de meridianos. El amarillo fortalece el páncreas y mejora la digestión, el rojo es cálido y estimulante, el magenta fortalece los riñones y las suprarrenales, los colores cálidos (rojo, naranja, amarillo, limón, escarlata) fortalecen y tonifican, mientras que los colores fríos (turquesa, azul, índigo, violeta, violeta) sedan, calman, alivian el dolor y la inflamación. Lo que ha sido más notable desde el comienzo de esta investigación, es la rapidez con que la curación puede tener lugar con algo aparentemente tan simple y no invasivo como la luz. Nos obliga a detenernos y reconsiderar cuál es nuestra verdadera naturaleza: que en un sentido literal somos «seres de luz» como profesan las antiguas enseñanzas místicas. Hay nueva evidencia científica para apoyar esto. El físico y químico alemán Fritz Popp publicó una investigación a mediados de la década de 1980 documentando que las células de todos los seres vivos irradian luz. Además, hipotetizó que los fotones son portadores de información en sistemas vivos. En 1998 G.J. Hyland, del Departamento de Física de la Universidad de Warwick (Reino Unido), publicó una investigación que también demuestra que los sistemas vivos emiten espontáneamente biofotones. Los hallazgos de este tipo parecen naturales y esperados para quienes aceptan la naturaleza energética de la realidad. Al mismo tiempo, valida el concepto del Qi, que ha sido un obstáculo para la aceptación de la medicina china en Occidente. La eficacia de este dispositivo de terapia de luz en particular también nos ha llevado a reconsiderar la naturaleza de la luz y al hecho de que quizás no todas las luces son iguales. El trabajo de John Ott sobre los beneficios de la luz de espectro completo y, a la inversa, los efectos nocivos de la iluminación fluorescente sobre la salud física y mental y el bienestar están bien documentados y son prolíficos.  El psicólogo Warren Hathway investigó los efectos de la iluminación de espectro completo sobre el rendimiento de 300 alumnos de diez a doce años en el sistema escolar canadiense. Comparado con aquellos expuestos a lámparas fluorescentes blancas frías o vapor de sodio, el grupo luz de espectro completo se destacó física y académicamente. Tuvieron menos días de enfermedad, mayores ganancias en altura y peso, e hicieron un mayor progreso académico. Sus hallazgos fueron informados en la reunión de 1992 de la Asociación Americana de Psicología. Esta investigación indica que la luz tiene efectos positivos o negativos dependiendo de qué frecuencias del espectro electromagnético están presentes. En el libro titulado Light, el autor Peter Bros va un paso más allá. Postula que la luz en realidad está hecha de «lo que la produce» mediante la emisión de electrones de la fuente de origen. Por lo tanto, la luz emitida por una bombilla fluorescente de espectro completo sería de naturaleza diferente a la luz de espectro completo emitida por uno de los gases nobles de plasma, como en el caso del Estimulador de Fotones, y ciertamente diferente de la emitida por una bombilla incandescente . El xenón, al ser un gas no reactivo, no tiene déficit de electrones y, por lo tanto, tiene muchas posibilidades para crear las frecuencias de luz. Muchos elementos, incluso los más sólidos (¿filamentos de tungsteno?) Son reacios a abandonar los electrones. Quizás, por accidente, esto explica la eficacia general, y en ocasiones resultados sorprendentes que se han observado. Cabe señalar que el dispositivo Rife original empleó radiación generada a partir de otro gas noble, el argón.

9.1 Sistemas emergentes de terapia de color

El trabajo empírico en la aplicación de luz de color a puntos de acupuntura / sistemas de meridianos ha sido continuo desde al menos los años ochenta. En Alemania, Peter Mandel ha desarrollado un sofisticado sistema conocido como «colorpuntura» para reequilibrar la energía del cuerpo y tratar trastornos específicos. Utiliza una linterna de bolsillo con pilas con puntas de colores intercambiables para aplicar luz a los puntos. En Practical Compendium for Colorpuncture1 (p43-59) explica su enfoque que implica el análisis de flujos de energía verticales, horizontales y diagonales que se corresponden con enfermedades funcionales / procesos inflamatorios de deficiencia endocrina y enfermedades degenerativas. También ofrece seminarios de capacitación en sus técnicas. En las Antillas  el sistema Charles McWilliams conocido como «cromopresión» emplea el uso de los colores del espectro en la acupuntura y otros puntos. Su unidad ChromoPressure funciona con energía solar, concentra la luz solar sobre los puntos y se filtra a través de transparencias de colores intercambiables. Utiliza combinaciones de tres tipos de puntos innovadores que representan sistemas reflejos:

(1) Los puntos de cromopresión se encuentran en la cara y las manos y representan los sistemas de glándulas, tejidos y órganos. La selección de puntos y el protocolo están determinados por su «evaluación de encuesta de síntomas».

(2) Los «puntos de curación de contacto» son puntos en el tronco que, cuando son sensibles, indican tensión en un tejido relacionado o sistema glandular. La irradiación de color de estos puntos proporciona un alivio sintomático.

(3) Por último, los «reflejos neurolinfáticos de Chapman» son útiles en la obesidad y la toxicidad crónica al estimular el drenaje linfático.

 

9.2 Puesta en practica

Nuestra experiencia y comentarios de otros profesionales indican que Photon Stimulator es versátil y se puede adaptar a cualquier sistema de terapia de color. Probablemente sea más adecuado para la punción del color y la cromopresión debido a los motivos citados anteriormente, es decir, frecuencias de color específicas de alta intensidad, tiempos de tratamiento cortos, punta precisa del aplicador y luz de espectro completo generada por gas de xenón. Desafortunadamente, la Unidad de Chromopressure requiere una buena fuente de luz solar que limita su uso a ciertas horas del día y prohíbe su uso en algunos climas. El Photon Stimulator ha pasado por el riguroso proceso de patentado del gobierno y se le concedió una patente en diciembre de 1998. Si bien es aplicable a estos otros sistemas, no es necesaria una capacitación formal. Se puede aplicar fácilmente a puntos auriculares o puntos de acupuntura corporales utilizando información sobre los atributos de color de Dinshah contenidos en el manual, combinados con la teoría de cinco elementos. Docenas de practicantes han sido capaces de incorporarlo fácilmente a la práctica diaria. El uso terapéutico de la luz de color está en su infancia. Hay más preguntas que respuestas. El campo está abierto para la investigación que, estamos seguros, asegurará el papel invaluable.

 

 

Reference

  1. Mandel P: Practical Compendium of Colorpuncture. Ditton Energetik, Bruchsal, Germany, 1986, pp 22, 43-59.
  1. Dinshah D: Let There Be Light. Dinshah Health Society, Malaga NJ, 1996, p11 Babbit ED: The Principles of Light and Color. (originally published in 1878). University Books, NY, 1967.
  1. Liberman J: Light: Medicine of the Future. Bear & Co. Publishing, Santa Fe NM, 1991, p77, 71, 30.
  1. Troy S: The AMA’s charge on the light brigade. Nexus, 1997-9 (December-January); 5(1): 39, 40.
  1. Breiling B (ed): Light Years Ahead: The Illustrated Guide to Full Spectrum and Colored Light in Mindbody Healing. Celestial Arts, Berkeley CA, 1996, pp 44, 14, 9, 259, 279, 280, 281, 186-8, 236, 9.
  1. Cromer A: Physics in Science and Industry. McGraw-Hill, New York, 1980, pp590-591.
  1. Pais A: The Science and Life Albert Einstein. Oxford University Press, New York, 1982, pp329-381.
  1. Clark RW: Einstein, The Life and Times. World Publishing Company, New York, 1971, pp69-70.
  1. Cutnell J, Johnson K (eds): Physics. 2nd Ed. Wiley, New York, 1992, pp839-842.
  1. Pankratov S: Meridians conduct light. Raum und Zeit, 1991; 35(88): 16-18. (In German)
  1. Campbell SS, Murphy PJ: Extraocular circadian phototransduction in humans. Science. 1998; (January 16) 279:396-399.
  1. McWilliams, C: The Revolutionary Photobiotics: Quantum Energy Dieting & Lifestyle Through Color. ProMotion Publishing, San Diego, CA. 1995, pp88-94.
  1. Bourdial RJ: Auriculo-Somatology. Maisonneuve, Paris, 1983, pp 23, 231-239.
  1. Kilmister CW (ed): Disequilibrium and Self-Organization (Mathematics and Its Application). D Reidel Publ Co, Dordrecht, Netherlands, 1986, pp 207-230.
  1. Hyland GJ: Frequency-specific, nonthermal bioeffects induced by low-intensity micro wave irradiation of living systems and their interpretation in terms of Frohlich’s coherent excitations. Engineering Science & Ed J. 1998 autumn.
  1. Ott J: Light Radiation and You. Devon-Adair Co, Greenwich CT, 1982.
  1. Bros P: Light. Financial Book Partners, Springfield, VA, 1996, pp75-99.
  1. Poehlmann KH: The cause and the biological treatment of cancer. Explore! 1999; 9(1): 5.

Bibliography

Brown TJ: Some observations on the relationship between light and electricity. Borderlands; 1996; 52(2): Quarter 2. Douglass WC: The Healing Power of Light. Second Opinion Publishing Inc., Atlanta GA, 1996.

Acerca de la Autora

Anna Cocilovo, PA-C, DiplAc, ha sido médica asistente durante 20 años, y acupunturista en ejercicio por 11 años, con experiencia en medicina alopática, medicina oriental tradicional, investigación y medicina integrativa. Recibió su entrenamiento de acupuntura en el Instituto Kototama en Santa Fe, Nuevo México. Practica acupuntura y medicina complementaria en Prescott, Arizona, y enseña seminarios sobre la integración de la terapia de luz de colores en las prácticas de acupuntura.

Descargar pdf Original en inglés aquí: colorterapia